lunes, 23 de febrero de 2009

Manifesto del mal bloguero

Manifiesto:
¡Blogueros del mundo, unidos!
¿Están hartos de los clásicos consejos de siempre (escribe regularmente, ten una temática definida, haz entradas concisas, responde los comentarios, etc.) que parecen tender a una uniformidad de la blogosfera?
Teniendo en cuenta que:
I. Un blog es un blog, es decir un espacio personal, no una tesis para aprobar X materia...
II. No creo que la calidad de un blog venga marcada por su número de visitas ni por la cantidad de páginas que lo enlacen, ni por la regularidad con que se postee, ni...
III. Sé y acepto que muchas de mis visitas procederán de mis colegas (léase: otros bloggers), y estoy feliz con ello. (O como mínimo, me conformo)
IV. Sé y acepto que muchas de mis visitas procederán de las búsquedas en Google.
Y, sobretodo:
V. No escribo para satisfacer al lector, sino para satisfacer mis ansias de escribir y comunicar. Para expresarme.
V. bis No escribo porque me pagan.
Manifiesto que:
VI. El miedo a que una entrada no guste provoca una retorcida forma de autocensura. Una autocensura que coarta mi libertad artística y comunicativa. Tengo el privilegio de no tener miedo al mercado ni a las críticas… ni al olvido. ¡No lo tengamos!
VII. Es posible que sea feliz si uno de mis post se hace popular y se difunde por la blogosfera. Pero no busco eso, ni escribo lo que se considera más popular, aunque algunas veces haya coincidencias.
VIII. No escribo para los buscadores, no sigo recetas SEO.
IX. Soy una persona compleja, no una máquina especializada. Por ello, escribiré aquello que me parezca interesante compartir o decir, sin importar su temática ni su idoneidad. Y por ello mismo, puedo contradecirme con todos los puntos de este Manifiesto y principalmente con éste.
Y, en resumidas cuentas:
X. Este es mi blog.
XI. Si a alguien no le gusta, que no lo lea.
XII. Yo me pago y me doy el cambio.
XIII. Nunca llenaré de publicidad el blog.
XIV. No estoy dispuesto a elaborar mi blog pensando en que se vea bien o no en Internet Explorer, pero haré lo posible para que así sea. De todas formas, siempre recomiendo usar Mozilla Firefox
XV. No me hago responsable de lo que visitantes y lectores expresen a través de los comentarios, eso es sólo responsabilidad de quien lo escribe, aunque podamos coincidir o no.
XVI. Hay libertad de expresión en los comentarios del blog, pero si se me cantan las pelotas u ovarios, borro los comentarios que quiero cuando quiera, y sin previo aviso.
XVII. Como sea, odio el SPAM, no insistas.
XVIII. Cada comentario es leído con suma atención, si preguntas algo lo responderé, si puedo ayudarte lo haré, y todo a cambio de nada.
Haz de este manifiesto algo tuyo:
a. Copia y pega, difunde este Manifiesto.
b. Si no te gusta parte del texto o te apetece añadir algo, cámbialo sin complejos.
c. No cites de dónde has sacado este manifiesto.
d. No digas quién ha escrito este manifiesto (yo tampoco lo sé).
e. Ni se te ocurra poner un enlace a esta entrada que estás leyendo, a no ser que sea para criticarlo o para anunciarlo sin hacerlo tuyo. (No válido los Vía o fuente o visto en...)
f. Es posible que estés leyendo este manifiesto en un blog y no sepas si lo ha escrito su dueño o no. ¿Acaso importa?
Porque todo blogger tiene derecho a ser un mal blogger, y estar orgulloso de ello. Y lo estoy.

Esto lo he copiado de aquí

No hay comentarios: